¿Qué es Qhapaq Ñan?

El Imperio Inca surgió en los Andes Centrales durante la época prehispánica, donde lograron expandir sus fronteras a miles de kilómetros de su lugar de origen. Para concretar esta expansión, debieron enfrentar desde confrontaciones bélicas hasta alianzas y acuerdos pacíficos con los grupos sometidos e incorporados al proceso de unificación política, económica, religiosa y territorial. En poco más de un siglo, conquistaron un enorme espacio geográfico que abarcó desde el sur de Colombia hasta Chile central, incluyendo partes de Ecuador, Perú, Bolivia y Argentina. El Qhapaq Ñan fue el principal camino utilizado por el imperio Inca entre los siglos XIV y XVI, recorre cuatro mil kilómetros desde Colombia hasta el sur de Chile y conectó a más de diez millones de habitantes del occidente de Sudamérica en las cuatro partes del Imperio: Contisuyo al oeste, Chinchasuyo al norte, Antisuyo al este y Collasuyo al sur.

Los Incas construyeron fortalezas, guarniciones para las tropas y pueblos con trazados similares a la ciudad de Cuzco al borde del camino. Diversos estudios han comprobado que la sección meridional del Tawantinsuyo incorporó numerosas poblaciones que habitaban en los fértiles valles del oriente boliviano y argentino, en los valles transversales de Chile, así como de territorios del altiplano y sierras con enormes riquezas minerales.

Qhapaq Ñan en Chile

En territorio Chileno el Qhapaq Ñan cruzaba de manera longitudinal la pre-cordillera de Arica hacia Tarapacá y Atacama, atravesando diversos caminos transversales que permitían la conexión de las montañas andinas hacia la costa. El Imperio Incaico llegó a importantes núcleos prehispánicos del Norte Grande, promoviendo una fuerte articulación vial con otras provincias y una estrecha relación con autoridades locales y cuzqueñas. Recorre un territorio con condiciones extremas de aridez y altura, hostil para la vida humana pero con innumerables riquezas minerales.

De forma territorial se extiende a lo largo de las siete primeras regiones, posiblemente hasta la frontera dispuesta por el río Maule, integrando en su recorrido paisajes que van desde el árido desierto de Atacama pasando por las frías y altas cumbres de la Cordillera de los Andes, hasta los fértiles valles centrales, muchos de los cuales siguen siendo utilizados.

El camino principal se estableció sobre caminos usados previamente por las culturas locales, mejorando su diseño según su geografía y caracterizado por la planificación estratégica del gobierno Inca. En territorio Chileno la longitud del camino de extendió por 1.800 kilómetros aproximados, cubriendo desde el extremo norte límite con Perú hasta la cuenca del río Cachapoal.

En el Norte se instauraron dos rutas longitudinales, la primera uniendo altiplanos y salares y la segunda que atraviesa la zona baja, por la cual se cree que Pedro de Valdivia haya seguido en 1540. Por otra parte, el camino longitudinal alto andino, se integra a territorio chileno por el portezuelo Tambo. Quemado en Changará, continúa por el altiplano bordeando los salares hasta llegar al río Loa, donde convergen con el que viene desde Arica; este último, se conoce como la ruta costera Inca.

El desierto de Atacama significó el mayor desafío para el Inca, siendo la explotación de recursos minerales la mayor motivación por expandirse en estas tierras, concretándose gracias al intercambio que sostuvo con las poblaciones locales; quienes les transfirieron la suma de conocimientos ancestrales necesarios para el dominio y la travesía del desierto más árido del mundo.

Hacia los valles transversales entre Copiapó y Choapa, existen evidencias de incursiones militares y presencia cuzqueña directa, la cual fue intercedida por las poblaciones Diaguitas que habitaban en este sector, con alturas de 4000 metros en las cuencas de los ríos Huasco y Elqui; descendiendo entre el río Hurtado y Alicahue, para bajar a altitudes de 500 a 600 metros desde el valle del Aconcagua hacia el sur, este último incorporado durante los años 1485 y 1490.

La ocupación Inca se centró en los valles aledaños al río Aconcagua, para continuar a los valles de los ríos Mapocho y Maipo. Este último, considerado por algunos investigadores la frontera real y efectiva, incorporando además las tierras adyacentes del valle hasta Angostura de Paine.

Finalmente, las últimas evidencias del Qhapaq Ñan hacia el sur pasarían por Alto Jahuel hasta llegar al río Cachapoal, sobre el cual habría existido un puente colgante Inca. Su continuidad al sur del Cachapoal se desconoce, sin embargo pudo continuar más al sur.

Patrimonio de la Humanidad

En el año 2001 el Gobierno del Perú comenzó a promover la Postulación Multilateral del Camino del Inca como Sitio del Patrimonio Mundial ante la UNESCO. La iniciativa se propuso a los Gobiernos de los otros países involucrados: Argentina, Bolivia, Ecuador, Colombia y Chile, los cuales poco después emprendieron de manera coordinada el desafío planteado, con apoyo de UNESCO y de otras entidades. Debido a su magnitud, El Qhapaq Ñan constituye hasta el día de hoy un monumento arqueológico integrador de territorios, tradiciones y personas de distintos países.

La iniciativa Qhapaq Ñan logró la inscripción de este bien como Sitio del Patrimonio Mundial en la categoría de Itinerario Cultural a través de una selección de los tramos e hitos más notables. Se establece que este Sistema Vial es el gran “Itinerario Cultural” que atraviesa una diversidad de paisajes culturales, a lo largo de su recorrido, a través de las naciones andinas.

Los segmentos que actualmente son Patrimonio de la Humanidad son:

  • Subtramo Putre – Zapahuira / Ruta de la Sierra (Región de Arica y Parinacota), con 11,69 km de longitud y 11 sitios arqueológicos asociados.
  • Subtramo Incahuasi-Lasana / Ruta del Cobre. (Región de Antofagasta), con 18,79 km de longitud y 9 sitios arqueológicos asociados.
  • Subtramo Cupo – Catarpe/ Ruta de Topa Inca (Región de Antofagasta), con 12,82 km de longitud con 13 sitios arqueológicos asociados.
  • Subtramo Camar – Peine/ Ruta del Capricornio Andino, con 24,17 km y 24 sitios arqueológicos asociados.
  • Subtramo Portal del Inca – Finca Chañaral/ Ruta del Despoblado con 45,47 km de longitud y 81 sitios arqueológicos asociados.

Comunidades asociadas al Qhapaq Ñan:

  • Región de Arica y Parinacota, Comuna de Putre, Subtramo Putre – Zapahuira.
  • Región de Antofagasta; Comuna de Calama, Subtramo Incahuasi-Lasana.
  • Región de Antofagasta; Comunas de Calama y San Pedro de Atacama, Subtramo Cupo-Catarpe.
  • Región de Antofagasta; Comuna de San Pedro de Atacama, Subtramo Camar-Peine.
  • Región de Atacama; Comuna de Diego de Almagro, Subtramo Portal del Inca-Finca Chañaral.